jueves 13 𝖽𝖾 enero, 2022 |
40.2 C
San Juan
C | 5: 54pm

La variante ómicron pone a prueba a los trabajadores esenciales


(CNN Business) — Sam Dancy, uno de los millones trabajadores esenciales del país, ha sido testigo de muchas cosas durante sus 30 años en la cadena de supermercados QFC en Seattle. Pero la variante ómicron lo está llevando al límite.

Dancy es un supervisor de las cajas registradoras, los quioscos de autopago, el servicio al cliente y los departamentos de licores de la tienda. A fines de diciembre, trabajó 11 días seguidos debido a la escasez de personal causada por la propagación de la variante altamente contagiosa de covid-19, ómicron.

Ahora, la rápida propagación de ómicron ejerce una nueva presión sobre los trabajadores esenciales que ya estaban agotados después de casi dos años trabajando durante una pandemia mortal. Pero, a diferencia de millones de oficinistas, no pueden quedarse en casa y ganarse la vida.

El personal de la tienda donde trabaja Dancy está en su peor nivel desde el inicio de la pandemia, incluso más bajo que durante la primera ola en marzo de 2020, dijo el delegado sindical de 62 años del sindicato local United Food and Commercial Workers. Los empleados renunciaron en los últimos meses y la gerencia no los reemplazó, agregó. La tienda ha tenido que cerrar temprano algunos días debido a limitaciones de personal.

Desfile honra a trabajadores esenciales de Nueva York 7:29

La última oleada de trabajadores que se reportaron enfermos agrega responsabilidades adicionales para Dancy y los empleados que tienen que mantener los estantes abastecidos, ayudar a los clientes y completar otras tareas. Algunos clientes también compran sin usar mascarilla, lo que lo hace sentir inseguro.

“Cada día ha sido una lucha”, comentó Dancy. “Siento que me estoy esforzando demasiado. Estoy constantemente cansado”.

Hace dos semanas, trabajó un domingo lleno de gente cuando la tienda no tenía suficiente personal. “Fue la primera vez en 30 años que pensé ‘No sé cuánto más pueda y quiera hacer esto'”.

Un portavoz de QFC, propiedad de Kroger, dijo en un correo electrónico que el cadena ofrece a los trabajadores paquetes de beneficios integrales, incluido un salario promedio por hora de US$ 18,72. QFC, con alrededor de 60 tiendas, también contrata activamente. QFC dijo que trabaja en estrecha colaboración con los funcionarios de salud para crear un entorno de trabajo y compras seguro y frenar la propagación de covid-19.

LEER
Beber hasta 3 tazas de café al día puede proteger tu corazón, según estudio

“No puedo quedarme en casa” por ser trabajador esencial

La demografía de los más de 30 millones de trabajadores esenciales de primera línea difiere significativamente de aquellos que pueden trabajar de forma remota.

Alrededor del 29% de los trabajadores blancos pueden trabajar desde casa, según un estudio del Instituto de Política Económica en 2020. Pero menos de uno de cada cinco trabajadores negros y aproximadamente uno de cada seis trabajadores hispanos pueden trabajar desde casa.

Las industrias de primera línea cuentan de manera desproporcionada con mujeres y personas de color, y están sobrerrepresentadas en muchos trabajos dentro de esas industrias, según el informe del Center for Economic and Policy Research de 2020.

Por ejemplo, las mujeres, que representan el 47,4 % de la la fuerza laboral general de la nación, representan el 50,5% de los casi siete millones de trabajadores de supermercados. Los negros representan el 11,9% de la fuerza laboral, pero representan el 14,2% de los empleados de supermercados.

El último aumento repentino de covid-19 ha causado que muchos trabajadores se enfermen mientras que otros llaman porque sus planes de cuidado infantil están cambiando debido a que algunas escuelas están cerrando nuevamente. Y algunos empleados se quedan en casa porque temen contraer el virus en el trabajo.

Frente a las tensiones de personal, los minoristas como Macy’s han reducido sus horas de funcionamiento.

Los trabajadores de las tiendas minoristas y de abarrotes se han enfrentado a desafíos y riesgos de seguridad durante la pandemia: se les paga salarios bajos y, a menudo, trabajan para empresas sin políticas o beneficios sólidos de licencia por enfermedad remunerada. También se han ocupado de clientes enojados y, a veces, violentos que se niegan a usar máscaras, robos y tiroteos en tiendas.

Estos factores han contribuido a los millones de puestos de trabajo vacantes en la industria, así como a la escasez de mano de obra en todo el país.

¿Contagiarse con ómicron resulta en inmunidad al virus? 0:58

La respuesta de las compañías

A pesar de la rápida propagación de ómicron, la mayoría de las principales cadenas minoristas no han restablecido muchos de los pasos que tomaron antes en la pandemia, como ofrecer pago por riesgo a los trabajadores o exigir a los clientes que usen máscaras.

LEER
El sector privado cuenta con un 90% de ocupación de camas de Terapia

Vacilantes en imponer mandatos, tampoco han requerido que los trabajadores de primera línea se vacunen. Los grupos de la industria han presentado una demanda para bloquear el mandato de vacunas de la administración Biden para los grandes empleadores. Más bien, las empresas están ofreciendo bonos en efectivo y otros incentivos para alentar a los trabajadores a vacunarse.

Y aunque muchas empresas han aumentado los salarios, la inflación ha borrado al menos la mitad de las ganancias salariales promedio de los trabajadores de primera línea, según un análisis realizado el mes pasado por el Brookings Institute.

“Muy pocos ganan suficiente dinero para sobrevivir”, dijeron los investigadores.

Mariah Molina, que trabaja en una tienda Target en Lynchburg, Virginia, llenando los pedidos de entrega en línea y para recoger en la acera de los clientes, dijo que está luchando para mantenerse al día mientras ómicron diezma los niveles de personal.

“Todavía recibimos muchos pedidos todos los días. Es más difícil porque no tenemos tanta gente que nos ayude”, indicó Molina, miembro del grupo de defensa de los trabajadores Target Workers Unite.

La moral está baja en la tienda, señaló, y sus compañeros de trabajo están frustrados y sobrecargados de trabajo. Ella cree que Target debería dar a los empleados un pago por riesgos para recompensarlos por trabajar en condiciones difíciles.

Un vocero de Target dijo en un correo electrónico que la compañía hizo una inversión de US$ 1.000 millones de el año pasado en su personal, incluidos aumentos en salarios y bonificaciones. Target también dijo que recientemente superó su objetivo de contratar 100.000 trabajadores temporales durante las vacaciones y 30.000 trabajadores permanentes de la cadena de suministro.

Después de trabajar en Target desde el comienzo de la pandemia, Molina ha comenzado a buscar trabajos fuera de las industrias minorista y de servicios.

“Sería mucho menos estresante y mucho menos exigente físicamente”, afirmó.



Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionado

Las diferencias entre estar triste y deprimido | Video

Publicado a las 13:03 ET (18:03 GMT) jueves, 13 enero, 2022 Reproduciendo 0:45 Publicado a las 23:08 ET (04:08 GMT) miércoles, 12 enero, 2022 0:40 Publicado a las 20:46 ET (01:46...

Hay muchas mascarillas N95, pero no están diseñadas para tus hijos

(CNN) -- Los respiradores N95, el estándar de oro de las mascarillas de filtración, vuelven a ser el centro de atención de la...

Dentro de una mente deprimida: así se siente vivir con depresión (interactivo)

(CNN) -- ¿Cómo se siente estar deprimido? Karl Knights se describe a sí mismo como un “caso de libro de texto” de...

todas las noticias del coronavirus en el mundo

Trabajadores sanitarios realizan a los residentes una segunda ronda de pruebas el 10 de enero, en el condado de Hua, ciudad de Anyang,...