martes 11 𝖽𝖾 enero, 2022 |
35.9 C
San Juan
C | 12: 53pm

las escuelas no están preparadas para enfrentar a ómicron


(CNN) — Mientras los casos de covid-19 se disparaban en Gran Bretaña a finales de diciembre, Stuart Guest pasó sus vacaciones estudiando a fondo informes científicos sobre sistemas de limpieza y filtración del aire.

Guest, director de una escuela primaria de Birmingham (Inglaterra), buscó en Amazon purificadores de aire asequibles con la esperanza de evitar que la variante ómicron, más transmisible, se extendiera entre sus 460 alumnos, que tienen entre 3 y 11 años.

El gobierno británico recomienda dos modelos fabricados por Dyson y Camfil, pero a 424 libras (US$ 575) y 1.170 libras (US$ 1.590), respectivamente, eran demasiado caros. Guest acabó comprando unidades portátiles de 200 libras (US$ 270) para cada aula.

“Tengo lo que creo que es el mejor purificador de aire para el presupuesto del que dispongo. Espero haber conseguido algo que cumpla su función, pero no soy un experto. Y el Ministerio de Educación no ha dado ninguna orientación. Tuve que hacerlo todo yo, y no debería tener que hacerlo cuando se trata de una crisis nacional”, dijo Guest.

Millones de estudiantes británicos volvieron a la escuela tras las vacaciones de Navidad y Año Nuevo, en medio de un aumento récord de infecciones y hospitalizaciones. Para los profesores y los padres, la situación plantea una sombría sensación de déjà vu. A diferencia del pasado mes de enero, cuando la variante alpha arrasó el Reino Unido con un nuevo confinamiento, el primer ministro Boris Johnson decidió “sobrellevar” la oleada de ómicron con restricciones limitadas y mantener las escuelas abiertas, alegando los estragos que la educación a distancia ha causado en la salud mental y el aprendizaje de los estudiantes.

El primer ministro Boris Johnson reconoció en un discurso televisado que el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido estaba en “pie de guerra”, pero dijo que no introduciría más restricciones.

Pero los principales sindicatos de profesores afirman que el gobierno no hizo lo suficiente para mantener la seguridad en las aulas, y exigen, en una inusual carta conjunta, apoyo financiero para unidades de purificación del aire, pruebas de covid-19 en las instalaciones y personal docente sustituto.

De cara al nuevo periodo, el Departamento de Educación anunció la necesidad de realizar pruebas dos veces a la semana y el uso temporal de mascarillas para los alumnos de secundaria y bachillerato, pero no para los de primaria. El departamento dijo que proporcionaría 7.000 unidades de limpieza del aire para los espacios de enseñanza en los que es imposible aplicar soluciones rápidas, como la apertura de ventanas, aproximadamente una de cada tres escuelas en Inglaterra. Para suplir las carencias de personal, el ministro de Educación del Reino Unido también sugirió combinar las clases y pidió a los profesores jubilados que mostraran su “espíritu de Blitz” para volver a las aulas.

“Es lamentablemente inadecuado”, dijo Guest sobre las medidas del gobierno. “Siguen diciendo que la educación es su prioridad número uno. Está claro que no lo es en absoluto”. El miércoles pasado, cinco miembros de su personal, incluidos tres de sus 15 profesores, estaban enfermos o aislados -la mayor cantidad de ausencias en la escuela de Guest desde el comienzo de la pandemia- y dijo que temía que siguieran más.

A medida que ómicron hace estragos en todo el mundo, la destartalada infraestructura que mantuvo a las escuelas en funcionamiento durante el año pasado está en peligro. La variante, que provocó un aumento récord de las infecciones pediátricas en el Reino Unido, partes de Europa y Estados Unidos, amenaza con poner en peligro el inestable equilibrio que permitió que las escuelas permanecieran abiertas en su mayor parte el año pasado, aunque con cierres selectivos de aulas. También pone de manifiesto lo poco que se ha hecho en algunos lugares para proteger a los alumnos, ya que los profesores recurren a abrir las ventanas cuando hace mucho frío y comprueban con frecuencia los monitores de dióxido de carbono mientras imparten sus clases.

En Estados Unidos, hay más niños que nunca ingresados en los hospitales. El gobierno de Biden dijo que las escuelas están “más que equipadas” para permanecer abiertas, mientras ómicron arrasa el país. Pero algunos funcionarios electos están pecando de precavidos al retrasar el nuevo periodo, mientras que un sindicato de profesores obligó a cerrar las escuelas públicas de Chicago (Illinois) en medio de las críticas de sus miembros, que consideran que las condiciones en las aulas son peligrosas.

Escuelas covid-19

Una escuela primaria de Chicago se encuentra vacía. El distrito escolar de la ciudad canceló las clases en medio de las negociaciones con el sindicato de profesores, que reclama la enseñanza a distancia y la mejora de las medidas de seguridad de covid-19.

Aunque pueden producirse brotes en las escuelas, los estudios realizados en el Reino Unido, Australia, EE.UU. e Italia han demostrado que la propagación entre los niños en el entorno escolar suele ser menor -o al menos similar- a los niveles de transmisión en la comunidad, cuando se aplican estrategias de mitigación como las mascarillas. Pero los expertos están esperando a ver si la variante ómicron puede cambiar ese cálculo y provocar una explosión de casos en las aulas.

LEER
datos básicos sobre el VIH / SIDA

Aunque los niños tienen menos probabilidades que los adultos de desarrollar una enfermedad grave a causa del covid-19, también pueden enfermar gravemente o morir, o pueden desarrollar complicaciones como el síndrome inflamatorio multisistémico potencialmente mortal y el covid largo. Hasta uno de cada siete niños y jóvenes puede presentar síntomas de covid-19 hasta 15 semanas después de la enfermedad, según un estudio del Hospital Great Ormond Street de la UCL, en el centro de Londres. Según la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido (ONS), 117.000 niños de este país viven actualmente con covid de larga duración.

Cruza selva con su padre en la espalda para vacunarlo 1:08

Ómicron parece causar una enfermedad más leve que las variantes anteriores, pero las primeras investigaciones también sugieren que esta variante puede desencadenar más problemas en las vías respiratorias superiores, lo que puede ser más peligroso para los niños pequeños, pudiendo provocar crup y bronquiolitis.

El Dr. Peter Hotez, codirector de desarrollo de vacunas del Texas Children’s Hospital, declaró la semana pasada a Jake Tapper, de CNN, que el aumento de las hospitalizaciones por el covid-19 en el mayor hospital pediátrico de EE.UU. es inexacto.

“Hicimos un trabajo terrible vacunando a nuestros niños en todo el país (…). Así que, aunque se hable mucho de la variante ómicron, una enfermedad menos grave, cuando se suman todos los factores (…) tenemos una situación muy grave en este país, especialmente para los niños”.

Alrededor del 17% de los niños estadounidenses de entre 5 y 11 años están totalmente vacunados; la gran mayoría de los niños hospitalizados en Estados Unidos no están vacunados, según la directora de los CDC, Rochelle Walensky.

Las medidas de mitigación más seguras en las aulas

Tras dos años de pandemia, los expertos en salud pública dejaron claro qué medidas de mitigación harían más seguras las aulas: vacunación, mascarillas en las aulas, pruebas periódicas, rastreo de contactos, sistemas de burbuja, aislamiento y mejora de la ventilación. El director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, el Dr. Hans Kluge, dijo a principios de diciembre que las mascarillas y la ventilación, combinadas con las pruebas, deberían ser una norma en todas las escuelas primarias y que la vacunación de los niños debería considerarse a nivel nacional.

Vacuna covid a niños

Un trabajador sanitario administra la vacuna covid-19 a un niño en Lisboa. Portugal, uno de los países más vacunados del mundo, comenzó a aplicar las vacunas a los niños de 5 a 11 años a finales de diciembre.

Muchos países de la Unión Europea empezaron a vacunar a los niños de 5 a 11 años a mediados de diciembre, pero el Reino Unido no empezó a vacunar a los niños clínicamente vulnerables hasta hace poco. Esto molestó a algunos padres, y las noticias británicas informan de que al menos una madre condujo hasta la UE para vacunar a su hija.

Christina Pagel, directora de la Unidad de Investigación Clínica Operativa del University College de Londres, dijo que la decisión de retrasar las vacunas para los niños británicos era un error que los expondría a otro periodo de enfermedad, y pondría a los padres y al personal escolar en mayor riesgo. Al comenzar el nuevo curso, uno de cada 10 niños (de 2 a 11 años) tenía covid-19 en Inglaterra, frente a uno de cada 15 adultos, según datos de la ONS.

“Vamos a ver un gran aumento en niños. Y va a ser muy, muy perturbador”, dijo Pagel. “Sus profesores lo van a entender, y probablemente en uno o dos meses, sus padres lo van a entender. Vamos a ver un alto nivel de infección prolongado”.

Pagel, miembro de Independent SAGE, un grupo de asesores científicos expertos no afiliados al gobierno, dijo que el gobierno británico es un caso atípico en cuanto a su actitud frente a las infecciones en los niños y que no ha utilizado las estrategias de mitigación desplegadas con éxito en otros lugares, fundamentalmente la ventilación y las mascarillas.

En un artículo de opinión para el British Medical Journal, destacó los éxitos de países como Noruega y Japón, que mantuvieron las escuelas abiertas gracias a medidas preventivas, como espaciar los pupitres de las aulas, utilizar los espacios exteriores en la medida de lo posible, evitar las aglomeraciones y utilizar prácticas rigurosas de lavado de manos. Pagel también señaló que algunas partes de EE.UU. y Europa, como Francia, España, Italia y Alemania, lograron imponer el uso de mascarillas para los niños de primaria, secundaria y preparatoria, con aumentos en los casos cuando se relajaron las normas.

Escuela en Alemania en tiempos de covid-19

Una niña lleva ropa de invierno y una mascarilla en su aula ventilada de la escuela primaria Petri de Dortmund, en el oeste de Alemania, a finales de noviembre.

Un estudio reciente realizado en Alemania descubrió que exigir a los niños y a los adultos el uso de mascarillas en las escuelas podría reducir significativamente las transmisiones y los brotes de covid-19, ya que los brotes solían ser más graves cuando la fuente era un adulto. Los estudios publicados por los CDC de EE.UU. también han demostrado la eficacia de las mascarillas para limitar la transmisión de covid-19 en entornos educativos. Un estudio descubrió que las escuelas de dos de los condados más poblados de Arizona que no exigían el uso de mascarillas tenían 3,5 veces más probabilidades de sufrir un brote de covid-19 que las escuelas que exigían que todas las personas, independientemente de su estado de vacunación, llevaran una mascarilla en el interior. Los CDC recomiendan el uso universal de mascarillas en todas las escuelas.

LEER
Tres consejos de un especialista para prevenir problemas cardíacos | Video

Pero incluso en países como Francia, donde las mascarillas y otras medidas paliativas son obligatorias en las escuelas, se teme que ómicron se desborde en las aulas. Un análisis realizado en diciembre sobre los protocolos en las escuelas francesas, que utilizó los datos de la ola de infecciones de la primavera en el país, descubrió que las pruebas periódicas y la vacunación contra covid-19 eran las formas más eficaces de minimizar los cierres. También sugiere que la circulación del virus entre los niños en las escuelas es mucho mayor que en la comunidad en general, lo que supone un mayor riesgo de infección para los miembros de la familia de los estudiantes.

Vittoria Colizza, epidemióloga del Inserm, el centro de investigación de salud pública francés, con sede en París, y una de las autoras del estudio, dijo que, a la luz de ómicron y de la amenaza de variantes aún más contagiosas, la situación en las escuelas iba a ser más difícil en los próximos meses. Por ello, Colizza y otros científicos vienen presionando para que se realicen pruebas periódicas y se vacune a los niños, lo que comenzó en Francia el mes pasado. “Creo que gran parte del problema ha sido esta narrativa sesgada de que la transmisión en las escuelas no sucede, pero por supuesto que sucede”, dijo.

Mientras los estudiantes vuelven a la escuela en medio de ómicron, muchos científicos y expertos en salud pública se preguntan: si mantener las escuelas abiertas es tan importante para los niños, ¿por qué estamos escatimando medidas que podrían protegerlos?

Pruebas de covid-19 en Francia

Un centro de pruebas de covid-19 en Albigny-sur-Saone, en el centro de Francia. Las escuelas francesas tienen dificultades en medio de una ola de ómicron, y las nuevas normas de pruebas y rastreo para las aulas están agravando las ya largas colas.

“Es bastante aterrador ver el número de niños que se infectan y hospitalizan cada semana. Y el hecho de que ahora vayan a las escuelas con una variante altamente transmisible casi sin atenuantes y con la gran mayoría sin vacunar”, dijo la Dra. Deepti Gurdasani, epidemióloga clínica de la Universidad Queen Mary de Londres, sobre la situación en Inglaterra. “La retórica sigue siendo mantener las escuelas abiertas a toda costa… en lugar del verdadero debate que deberíamos mantener, que es cómo mantener las escuelas abiertas de forma segura”.

“Ni siquiera estoy segura de que muchos padres se den cuenta del tipo de riesgos a los que se enfrentan los niños cada día. Y hay países que lo han hecho mucho mejor que nosotros”, añadió, señalando los éxitos en el sudeste asiático y Europa occidental, especialmente en la reducción de la transmisión aérea.

El ejemplo de Asia

Las mismas estrategias que llevaron al sudeste y al este de Asia a tener tanto éxito en la supresión del virus (uso generalizado de mascarillas, mejora de la ventilación, programas exhaustivos de detección y rastreo de contactos, y apoyo al aislamiento) también les permitieron limitar la interrupción de la educación, dijo Gurdasani, señalando las medidas de salud pública en Japón, Singapur, Corea del Sur y Taiwán. También se mantienen dinámicos, cambiando las medidas de protección en función de los casos, y pasando rápidamente al aprendizaje híbrido.

Más niños siguen ingresando en hospitales de EE.UU. por ómicron 3:48

En Europa, el gobierno alemán invirtió 500 millones de euros (US$ 427 millones) en octubre de 2020 en la mejora de los sistemas de ventilación de los edificios públicos, incluidas las escuelas, con la actualización de los sistemas de aire acondicionado y los purificadores, lo que fue descrito por la entonces canciller Angela Merkel como “una de las formas más baratas y eficaces” de contener la propagación del virus.

Y en Estados Unidos, la ciudad de Nueva York distribuyó dos purificadores de aire para cada aula después de extensas encuestas sobre ventilación, lo que ayudó a mantener su tasa de positividad en torno al 1%, inferior a la tasa de toda la ciudad del 3%, en diciembre, aunque esa cifra se disparó desde entonces al 31% en medio de la oleada de ómicron.

Pero en Inglaterra, a pesar de las recomendaciones de grupos asesores y científicos para mejorar la ventilación en las escuelas, el gobierno dijo en repetidas ocasiones que no había fondos para hacerlo. Los demócratas liberales británicos sugirieron recientemente que Inglaterra podría instalar filtros de aire en todas las aulas por 140 millones de libras (US$ 190 millones), aproximadamente la mitad del coste del nuevo yate real.

Gurdasani, que está inmunodeprimida, estaba ansiosa por enviar a su hija de 6 años a la escuela esta semana. Dijo que llevaba seis meses intentando conseguir dispositivos de filtración HEPA en su aula antes de que una organización benéfica accediera a financiarlos. Su hija, que tiene asma, llevó una mascarilla N95 el primer día de vuelta, pero era la única de su clase que llevaba un protector facial.

“Es una niña tímida, y nadie en su escuela lleva mascarillas, nadie en absoluto. Y, ya sabes, se siente muy fuera de lugar, y como niña de 6 años, eso es muy duro. Pero no sé qué más hacer”.





Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionado

¿Has pensado contagiarte con ómicron a propósito? 5 razones para no hacerlo

(CNN) –– La pregunta sobre ómicron flotaba en el aire como un mal olor, mientras silenciaba al pequeño grupo de amigos y familiares...

¿dónde buscar ayuda en países de América Latina y España?

(CNN Español) -- Este 10 de septiembre es el Día Internacional de la prevención del suicidio. Solo en Estados Unidos, el suicidio es...

todas las noticias del coronavirus en el mundo

Trabajadores sanitarios realizan a los residentes una segunda ronda de pruebas el 10 de enero, en el condado de Hua, ciudad de Anyang,...

Hospitalizaciones por covid-19 en EE.UU. crecen como hace un año

(CNN) -- La propagación de la variante ómicron del nuevo coronavirus está causando una interrupción generalizada en Estados Unidos a medida que las...