viernes 22 𝖽𝖾 octubre, 2021 |
19.4 C
San Juan
C | 10: 45pm

Milagros Soler: “Siempre tengo a San Juan presente en cada competencia”


– Milagros, ¿Cómo inicia tu romance con el patín?

– Bueno, como hablábamos recién, mi infancia es patín. Es de siempre y desde que tengo memoria es patín. Lo único que recuerdo es patinar. Mi mamá me decía que empecé a los dos años. Me había puesto los patines de mi hermano que hacía hockey. Se los sacaba y empecé en el pasillo de mi casa. Me caía y me volvía a levantar. Eran enormes los patines. Eso es mi infancia siendo chiquita. Después crecí un poco más y lo único que me acuerdo es patín. Iba a la primaria y no tenía amigos porque en el primario no iba nunca a la escuela. Siempre tenía competencias. Y nada, siempre fue patín.

¿Quién te incentivó a practicar ese deporte?

– Fue mi hermano. Yo quería empezar hockey, pero bueno, no quisieron en mi casa que hiciera hockey porque es un deporte muy fuerte. Tenes que te golpean. Es complicado. Así que no querían eso. Iba a los partidos de mi hermano en Banco Hispano y patinaban en patinaje artístico en otra pista. Yo me les escapaba. Empecé a caminar y me les escapé. Una vuelta, no sabía dónde estaba, se fue a fijar a la pista de patín y estaba ahí. Ahí empezó.

– ¿Qué recuerdos tenes de tus inicios en el patín?

– Fue como de golpe. Empecé a los 5 años y me mandaron a un club recién a patinar. Todos los otros años patinaba en mi casa sacándole los patines a mi hermano. Y a los 5 años empecé en el club con esos patines que se achican y agradan. Y bueno, empecé con esos. Y después, no recuerdo una época, y de golpe es como que me mandaron a competir y todo. A los técnicos les gustaba cómo patinaba y me subieron. Así que hay una trayectoria que no la recuerdo. Al proceso no lo recuerdo. Recuerdo cuando ya me subieron de categoría, me exigían y bueno, así es como llegué a ahora.

¿Dónde comenzaste en el patín y qué recuerdas?

– Toda mi vida he patinado en el Banco Hispano. Y en el 2010 fue cuando la competencia más importante empezó. Fue un nacional, quedé primera, era chiquita, 10 años tenía. Y para ese evalué para un sudamericano en Ecuador. Al final no se hizo porque hubo problemas entre las federaciones. Pero eso fue lo que marcó mi inicio. Después siguió en el 2012 tuve un Sudamericano en Chile. Y después en el 2013 tuve en Francia la Copa de París. Ahí quedé segunda y bueno, así empecé.

LEER
Se realizará un foro local para el desarrollo sostenible

¿Cuáles son los valores que transmite el patín?

No sé si sería un valor, pero lo que sí me desarrolló mucho el patín, es que si hay un obstáculo, ahí nomás lo soluciono. Lo intento solucionar y si no encuentro una solución, busco otra. Y también lo que me desarrolló fue la perseverancia. No paro hasta conseguirlo. Y si no lo consigo, busco otro objetivo y me voy a ese otro objetivo hasta que lo consigo.

– ¿Cómo superaste la lesión del año 2018?

Me lesioné en los lumbares y lo traté con (Franco) Chancay. La Secretaría (de Deportes) me ayudó en todo eso. Lo que sí fue como difícil fue la cabeza, que creo que todo deportista lucha con su cabeza. Recién este año lo estoy superando, porque el año pasado fue la pandemia y es como que me tiró un poco más para abajo. Pero bueno, en el 2019, que fue después que me lesioné, lo que sí me ayudó mucho fue ir a entrenar a Italia. Eso me motivó a decir “bueno, puedo, dale que recién estás empezando. Tenes 19 años y podes seguir”. La lesión me tiró un poco abajo, en el sentido que dije “uf, ya está, no voy a poder cumplir mi sueño que es ir a un Mundial”. Y bueno, recién este año estoy cayendo en que soy chica. Sí puedo lograrlo, pero bueno todo tiene su proceso. Tiempo al tiempo. Esa es mi nueva frase.

¿Cuáles son tus principales sueños dentro del deporte?

Antes tenía, como te decía, el Mundial como un sueño. Se me había vuelto como una obsesión. Si no lo lograba, no iba a ir para abajo y no. La verdad es que no es todo un Mundial. Tenes todo el camino que lleva un Mundial. Son los sudamericanos, los Panamericanos. Gracias a Dios ya evalué, en el 2018, cuando evalué en un Panamericano. Antes había evaluado para sudamericano. La idea ahora es evaluar para el sudamericano que se hace acá en San Juan, por suerte, y quiero evaluar porque va a estar mi familia. Es mi hogar. Quisiera evaluar, pero bueno, es un tema evaluar porque es en agosto, a fines de agosto es el evaluativo, y bueno ahí vamos todas las patinadoras de Argentina y mínimo somos 10 buenas patinadoras. Es un tema, pero vamos a intentarlo.

LEER
Parte de Salud Pública sobre coronavirus Nº 579 - 5/10

– ¿Quiénes son tus principales referentes de la vida y el deporte?

– A quien intento copiar ahora, si me preguntas en este momento, es a mi familia. A mis dos hermanos, mi papá y mi mamá. Siempre le saco una cualidad positiva. Tienen muchas cualidades positivas, pero de ahí saco la mejor y la intento incorporar en mí. Mi mamá, por ejemplo, lucha, siempre contra todo, eso es lo que saco de ella. Mi papá es quien persevera hasta conseguir lo que quiere. Mi hermano más grande, Joaquín, es igual a mi mamá. Se le presentan obstáculos, pero va con la cabeza arriba y los intenta superar y los termina superando. Y bueno tiene un corazón muy grande, muy honesto, a eso también me lo llevo. Y mi hermano Sebastián, el del medio, le saco que a todo le encuentra una solución. Cuando me lesioné él fue quien me ayudaba todo el tiempo a superar esa lesión. Él me ha ayudado a decir sos joven y podes lograr este sueño que querés. Me metió eso en la cabeza que no voy a bajar ahora los brazos después de todo el camino que he hecho.

– ¿Qué se siente representar a San Juan?

Sabes qué pasa cuando viajo por patín, a competencias internacionales o nacionales, no me siento lejos de mi casa. Es como que llevas el equipo y te sentís como que ya estás representando a tu país o provincia. Sentís que estás en tu hogar y te acompañan. Al representarlos siento que me acompañan en todo y no me siento tan sola. Este deporte lo que tiene es que es muy individual. Estás solo. Y estos años he estado viajando yo con chicas de Mendoza. Yo entrenaba en Mendoza antes de la pandemia. Era la única de San Juan en el Panamericano. Todas eran de Buenos Aires o Mendoza. Siempre tengo a San Juan presente en cada competencia”.

– ¿Qué mensaje motivaciones le darías a un joven que quiere empezar a patinar?

– El patín tiene mucho de que te obsesionas. Al ser tan técnico buscas pulir todo al máximo. Yo les diría que lo disfruten y lo hagan porque los apasiona. Y que con las ruedas al deslizar sientan esa sensación de placer. Patinar, deslizar, sentir la brisa en la cara, es hermoso el patín.



Modificado por última vez en Sábado, 02 Octubre 2021 15:49



Fuente: https://sisanjuan.gob.ar/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionado