jueves 21 𝖽𝖾 octubre, 2021 |
25 C
San Juan
C | 12: 07am

Internada y con custodia policial, así pasa sus días la madre que se atrincheró y amenazó con matar a su hijo de 4 años


Internada en el Área de Psiquiatría del Hospital Marcial Quiroga y con custodia policial permanente. De esa forma, L.B., la madre que el pasado 19 de septiembre se atrincheró en su casa de Capital y amenazó con matar a su hijito y luego quitarse la vida, está pasando sus días.

Fuentes judiciales y policiales informaron sobre las novedades de un caso que fue publicado en exclusivo por este diario y que provocó un enorme revuelo policial, judicial y vecinal en esa zona de Concepción. En esta nota, todos los detalles sobre los avances de la causa.

La situación actual y el destino del niño

Trascendió que la fiscal coordinadora de la UFI CAVIG, Claudia Salica, había evaluado imputarle a la mujer los delitos de amenazas hacia su expareja y tentativa de lesiones graves hacia su hijo, pero el viernes pasado, día en que se hizo la audiencia de control de detención, su defensor pidió la suspensión de ese trámite.

Fuentes del caso informaron a este medio que el abogado manifestó que su clienta padecería algunas alteraciones y por eso el juez decidió suspender la audiencia hasta tanto un gabinete de profesionales haga una evaluación integral de la sospechosa.

En resumidas cuentas, exámenes para determinar si esa madre comprende o no la criminalidad de sus actos, comentaron fuentes judiciales y policiales.

Es por ello que la trasladaron en calidad de detenida a esa área del Hospital Marcial Quiroga hasta tanto le realicen los estudios pertinentes.

Mientras tanto, su pequeño hijo se encuentra actualmente bajo la custodia provisoria de su abuela paterna por orden de la jueza Marianela López, del Primer Juzgado de Familia, confirmaron fuentes del caso.

LEER
Clausuraron tres “Chacaritas” de Caucete por falta de habilitaciones

Y además, en un par de días más, el nene será sometido a una Cámara Gesell para establecer otros puntos relevantes para la causa.

Separación, amenazas y atrincheramiento

El hecho por el cual esa madre se encuentra detenida y a la espera de exámenes para ver si pueden o no juzgarla, se desató ese domingo alrededor de las 20.

A esa hora, G.P., expareja de la sospechosa y padre de ese niño, llegó desesperado a la sede de la UFI CAVIG para alertar que la mujer se había atrincherado en un dúplex de avenida Alem y que tenía de rehén al pequeño.

¿El motivo de esa dramática decisión? fuentes del caso confirmaron a este diario que el disparador de esa decisión tuvo que ver con que la mujer se enteró que su ex estaba empezando una nueva relación.

Es más, los intercambios de mensajes y pedidos de recomponer la relación por parte de ella habían comenzado alrededor de las 15 de ese día, hora en que el hombre había ido a dejarle el niño, expresaron en ese momento las fuentes consultadas.

La tensión del hombre y de las peligrosas amenazas efectuadas por la sospechosa a través de Whatsapp hicieron que la fiscal Salica activara un protocolo especial que convocó a efectivos de la comisaría jurisdiccional y de bomberos del Cuartel Central.

Tanto ella como la comisaria mayor María Eugenia Ochoa fueron las encargadas de charlar en todo momento con la desbordada, y, por momentos, balbuceante mujer. Así estuvieron negociando hasta las 23.30.

La ralentizada voz de esa madre en unos audios de Whatsapp hicieron suponer a las autoridades que la ahora detenida podría haber estado en ese momento bajo los efectos del alcohol o alguna otra sustancia. Más tarde, un hallazgo haría suponer esa teoría.

LEER
Libertad y lejos de la víctima: el resultado momentáneo de la audiencia al dueño de un bar de Caucete acusado de abuso sexual

Finalmente, una vez que se calmó la sospechosa, la fiscal ordenó a los bomberos que derribaran la puerta del departamento.

El niño, dentro de todo, “estaba bien”, y fue puesto a salvo, y su madre, reducida. El interior del inmueble estaba “muy desordenado” y las autoridades encontraron una lata de cerveza abierta, dos pastillas de Clonazepam y otra de Alplax, aseguraron fuentes judiciales.

Tanto la madre como el nene fueron trasladados para ser examinados por personal médico de la UFI CAVIG. Allí fue cuando se enteraron por boca del menor que su madre le había dado “dos pastillas rojas“.

Dos de los ansiolíticos eran de color rosa y ante la sospecha de que podría haber ingerido esos medicamentos, llevaron a ambos al Hospital Rawson.

A esa revelación se le sumó un repentino sarpullido en la piel del pequeño y como su padre dijo que no era alérgico a nada, las autoridades sospecharon de inmediato que podrían ser esos ansiolíticos que le habría dado su madre, expresaron fuentes del caso. Por eso lo derivaron junto a la sospechosa al centro de salud.

Allí les realizaron un examen toxicológico y un lavaje de estómago y quedaron internados unas horas en observación.

Así terminaban esas tres horas y media que tuvieron en vilo a las autoridades y a los vecinos. Ahora, en poco más de una semana, se sabrá si la sospechosa puede o no enfrentar un proceso judicial por ese hecho.





Fuente: https://telesoldiario.com/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Relacionado

Un hombre con discapacidad sufrió una brutal y salvaje golpiza: quedó con el rostro desfigurado

/* custom css */ .tdb_single_featured_image{ margin-bottom: 26px; ...

Pocito: se incendió el depósito de una casa y hubo pérdidas totales

/* custom css */ .tdb_single_featured_image{ margin-bottom: 26px; ...